Los 9 errores financieros de los emprendedores. | AF

Para poder evitar que estos errores ocurran en más ocasiones, os dejamos aquí un listado de los típicos errores básicos que comenten los emprendedores más veces de lo que nos gustaría.

LIQUIDEZ VS BENEFICIOS.

No podemos confundir caja con beneficio es un error que solemos confundir habitualmente. Los emprendedores deben conocer cuántos días de vida (caja) le quedan a su startup. Las startups mueren por falta de liquidez.

FACTURAR ≠ COBRAR. ¡CUIDADO CON LA CAJA!

Cuándo va entrar el dinero en nuestra cuenta corriente, no siempre coincidirá con el momento de la venta, esto deberemos de tener en cuenta a la hora de realizar el plan financiero. Esto es un error muy común que cometen los emprendedores porque no se tiene en cuenta las necesidades de la empresa de una manera adecuada.

COSTES FIJOS ELEVADOS

El outsourcing como práctica empresarial facilita la contratación de servicios de forma externa, pero es muy importante recalcar que esta práctica hay que realizarla en áreas secundarias, y no en un núcleo del negocio. De otra forma podría comprometer la calidad de los servicios o productos que ofreces.

NO RE INVERTIR EN EL NEGOCIO

No podemos confundir inversión con gasto. Esto puede ser un error, si puedes hacer que tu negocio mejore con los beneficios que estás obteniendo, ¿por qué no hacerlo? Muchos emprendedores al ser excesivamente prudente se suele convertir en “tacaños”.

DEUDAS HASTA DECIR BASTA

Hay una forma de endeudarse que se puede denominar “endeudamiento sano” y hacemos referencias cuando te hace entender que los euros tienen valor. Esta forma te hace crecer y te hace especialmente atento a tus obligaciones y no dormir por la caja. Solo hasta ahí, ni un solo euro más.

SER MUY OPTIMISTA EN LOS INGRESOS

Hay planes de negocios que pasan de 0 euros de facturación a 1 millón de euros de un año para otro.

LO TUYO ES TUYO, Y LO DE LA EMPRESA ES DE LA EMPRESA

Debemos de diferenciar entre el dinero de uno mismo y el dinero de la empresa. No podemos coger dinero de nuestra empresa para gastos personales. Esto es una falta de respeto para los trabajadores y sus clientes.

GASTAR COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA

No podemos caer en el error de cuando nuestra empresa genera buena facturación gastarnos todos los recursos como si no hubiera un mañana.

TRATAR DE FORRARSE DEMASIADO RÁPIDO

Debemos de ser paciente con nuestra empresa, la impaciencia es un error financiero. No podemos llevar un estilo de vida que no nos lo podamos permitir. No existen atajos para alcanzar el éxito.